Este artículo busca ser una llamada a todos nuestros hermanos en la fe católica. Primero para que abran los ojos y sigan buscando la subida a la cima en una vida basada en la enseñanza de Jesús Cristo y los evangelios y, en segundo lugar, como advertencia para que los liberales no encuentren fruto en lo que han estado tramando de forma oculta durante este periodo de tiempo. Eso ha llevado a muchos cristianos a vivir la fe fuera de nuestras Iglesias y que esos “liberales” han utilizado para alejarnos de nuestras creencias.

A los liberales les encanta jactarse de que no son "religiosos", que es lo que uno esperaría escuchar de aquellos que fomentan que se prohíba la religión católica en toda Europa y por cualquier Estado. Por supuesto, el liberalismo es una religión. Tiene su propia cosmología, sus propios milagros, sus propias creencias en lo sobrenatural, sus propias iglesias, sus propios sumos sacerdotes, sus propios santos, su propia cosmovisión total y su propia explicación de la existencia del universo. En otras palabras, el liberalismo contiene todos los atributos de lo que generalmente se conoce como "religión". Incluso actualmente estamos asistiendo a como los líderes políticos que se consideraban conservadores y durante años han estado proclamando muy a menudo que se defienda al país contra una creciente ola de laicismo liberal. Los vemos ahora también utilizar la demagogia al mantener sus posturas y al mismo tiempo usar idéntico lenguaje, usado por otros líderes políticos, incluso en el caso de España, Francia e Italia.

Es verdad que vemos casos aislados, como es Portugal, donde vemos a los dirigentes políticos proclamar que el bien del conjunto de la sociedad está por encima de los lucros de las grandes corporaciones bursátiles y de las entidades financieras.

Pero no es menos cierto que estamos asistiendo a las presiones por parte de muchos sectores de la sociedad para que se ponga la vida de muchos seres humanos en riesgo, y todo por que como se escucha últimamente en todos los ámbitos en países como Brasil, si no mueres de la epidemia morirás de hambre, refiriéndose a las personas más desfavorecidas de la sociedad. Es por eso que resulta tan importante que las ayudas sociales lleguen realmente a cumplir su función final; que no es otra que la de amparar a todas aquellas personas que han visto destruida su vida personal y profesional.

No importa si estas ayudas amparan a trabajadores, autónomos o empresarios. Todos ellos necesitan la ayuda de la sociedad en su conjunto, para restablecer la normalidad a la que creo que nunca volveremos en gran medida a como era antes de esta pandemia.

Pero la esperanza es una de las bases de nuestra fe católica, al mismo tiempo que la caridad y es por esto que estoy seguro de que podemos salir de este momento viviéndolo con una nueva fe renovada.

Seamos francos pues todos sabemos que en nuestra vida hemos sentido muchas veces las dificultades cruzándose por nuestros caminos, pero con la ayuda de Dios hemos podido vencer. Con fuerza, fe y determinación todo es posible.

Como dice un magnífico sacerdote, buen amigo que vive en Porto Alegre (Rio Grande do Sul), cuyo nombre no voy a escribir, pero que muchos van a reconocer: "En nuestras vidas hay una fórmula que nos sirve para todo, la llamada fórmula de Dios, en la que nosotros tenemos un factor del 0,01% y el otro 99,9% de nuestro creador".

Es por eso, hermanos, que hoy os digo: no confiéis vuestras esperanzas en palabras vanas y confiad plenamente en Dios. Estemos unidos y no nos separemos, ahora más que nunca es el momento de ayudarse para que todos juntos salgamos adelante, es momento de acordarse de lo escrito en Lucas 20:25 “Dadle al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”.

La adoración es una parte de las cosas de Dios en nuestra lista, así que volvamos nuestros ojos a Dios, enalteced vuestros corazones y renovemos nuestra fe. Somos Iglesia «ECCLESIAM SUAM».

 

Rubén Parra Alonso

Tota Pulchra: Associazione per la promozione sociale

Sede Legale: via della Paglia 15 - Roma (RM)   —   C.F.: 97939900581

IBAN: IT11Q062300503100004053166   —   Codice BIC: CRPPIT2P137

 

Tota Pulchra
Youtube
Instagram