Presentación de las cartas credenciales del embajador de la República de Corea, Bahk Sahnghoon, el 11 de febrero de 2021. Fuente: Casa de Su Majestad el Rey.

 

Dentro de los estudios e investigaciones del protocolo español, la presentación de las cartas credenciales en España es una de las ceremonias más atrayentes.

Se trata de un acto oficial al que le sienta como un guante los adjetivos de solemne, tradicional y prestigioso. Con razón es una ceremonia reconocida como única por los expertos en protocolo y ceremonial del resto de países.

Esta ceremonia comienza en la residencia del embajador quien recibe la visita de un funcionario diplomático que le acompaña hasta el Ministerio de Asuntos Exteriores. Y finaliza con la salida del embajador por la Puerta del Príncipe del Palacio Real.

Entre estas dos acciones suceden numerosos actos, siendo el principal la entrega de las cartas credenciales del embajador al jefe del Estado, esencia de dicho ceremonial.

A continuación, y desde el análisis de los elementos de ceremonial, vamos a conocer este acto.

La ceremonia tiene como escenario la Cámara Oficial del Palacio Real de Madrid construido en el siglo XVIII sobre una extensión de más de ciento treinta y cinco mil metros cuadrados, lo que le convierte en el palacio más grandioso de Europa Occidental y en uno de los más grandes del mundo.

Esta habitación también es conocida como Cámara del Rey y en donde ya desde el reinado de Carlos IV (1788-1808) se organizaban las audiencias oficiales a los embajadores.

 

El elemento espacial

La ordenación espacial de la Cámara Oficial para la presentación de las cartas credenciales, recogida en las Normas básicas sobre protocolo y condecoraciones editado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, gira en torno a la ubicación del rey y «a su izquierda, ligeramente retrasado, está situado el Ministro de Asuntos Exteriores. Detrás de Su Majestad, en una línea, se encuentran el Jefe y Alto personal de Su Casa», es decir, el jefe de la Casa de Su Majestad el Rey, secretario general de la Casa, jefe del Cuarto Militar, jefe de Protocolo y ayudante de Su Majestad.

El embajador al entrar en la Cámara se sitúa frente al monarca y los miembros de su Misión diplomática se colocan a la derecha de la puerta de acceso mirando al rey y de espaldas a la pared.

 

Presentación de las cartas credenciales del Nuncio Apostólico, Monseñor Benardito Cleopas Auza, el 16 de enero de 2020. Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores.

 

El elemento temporal

El uso del tiempo en esta ceremonia se divide, en primer lugar, en la entrega de las cartas credenciales del embajador al jefe del Estado y, en segundo lugar, en la presentación por parte del embajador de los miembros de su Misión al rey.

El embajador se dirige al jefe del Estado y al llegar frente a él, «se detiene y hace una segunda inclinación de cabeza. (…). El Embajador entregará a Su Majestad el Rey con la mano derecha, sin guante puesto, el sobre con sus Cartas Credenciales y las Recredenciales de su predecesor. (…) Su Majestad toma las Cartas y las entrega al Ministro de Asuntos Exteriores. Acto seguido, el Soberano estrecha la mano del Embajador. (…) A continuación, el Embajador solicita el Real Permiso para presentar a Su Majestad el personal de su Embajada. Los miembros de la Misión, al ser presentados, por su cargo (no por sus nombres), de uno en uno por el Embajador, avanzarán hacia Su Majestad; al llegar ante el Rey harán una breve inclinación de cabeza y, en silencio, estrecharán la mano del Monarca y retornarán a su puesto anterior».

Seguidamente el jefe del Estado, el ministro de Asuntos Exteriores y el embajador acceden a una sala adjunta a la Cámara Oficial, conocida con el nombre de Saleta del Nuncio, para mantener una breve conversación.

Elemento personal

Si bien es cierto que la vestimenta en el acto de la presentación de las cartas credenciales en España no está recogida en ninguna normativa, también es cierto que se trata de un elemento del ceremonial a cuidar y a respetar. En consecuencia, el Ministerio de Asuntos Exteriores marca unas directrices publicadas en sus normas básicas de protocolo.

Este documento recoge que las señoras vestirán vestido largo y los señores frac con corbata y chaleco blancos, uniforme de gala o traje nacional, con condecoraciones.

El frac es la vestidura de gala del ámbito civil y admite vestirlo con condecoraciones en tamaño natural, como puede ser el collar, la gran cruz y la encomienda de número. Por su parte, las mujeres también pueden vestir sus distinciones con vestido largo admitiendo, por ejemplo, la banda y la placa del collar, la gran cruz o el lazo, este último el equivalente a la encomienda.

En referencia al traje nacional, el país acreditante puede tener vestimenta oriunda o algún complemento tradicional.

En el caso de que el embajador tenga carrera militar, vestirá el uniforme de gala.

Por su parte, el jefe del Estado español viste el uniforme de gran etiqueta del Capitán General del Ejército de Tierra y las siguientes condecoraciones: venera de la Real e Insigne Orden del Toisón de Oro, Gran Cruz del Collar de la Real y Distinguida Orden de Carlos III, Gran Cruz de la Orden del Mérito Militar con Distintivo Blanco, Gran Cruz de la Orden del Mérito Naval con Distintivo Blanco y la Gran Cruz de la Orden del Mérito Aeronáutico con Distintivo Blanco.

 

Presentación de las cartas credenciales de la embajadora de la República de Honduras, María Dolores Agüero Lara, el 29 de enero de 2021. Fuente: Casa de Su Majestad el Rey.

 

Elemento normativo

La normativa que justifica la ceremonia de presentación de las cartas credenciales se encuentra en el Convenio sobre Relaciones Diplomáticas firmado en Viena el 18 de abril de 1961: «Se considerará que el Jefe de la misión ha asumido sus funciones en el Estado receptor desde el momento en que haya presentado sus cartas credenciales o en que haya comunicado su llegada y presentado copia de estilo de sus cartas credenciales al Ministerio de Relaciones Exteriores o al Ministerio que se haya convenido, según la práctica en vigor en el Estado receptor que deberá aplicarse de manera uniforme».

El Convenio también marca el orden de presentación de las cartas credenciales marcado por «fecha y hora de llegada del Jefe de la misión». Y en el caso de coincidencia, la precedencia se determinará por el criterio de antigüedad de la concesión del plácet, es decir, la manifestación del Estado receptor en virtud de la cual acepta a la persona propuesta como jefe de Misión por el Estado acreditante.

En resumen, la presentación de las cartas credenciales al jefe del Estado español es una ceremonia de gran solemnidad y belleza, no solamente por la gestualidad del ceremonial sino también por la magnífica Cámara Oficial que la acoge desde el siglo XVIII.

 

María del Carmen Portugal Bueno

Tota Pulchra: Associazione per la promozione sociale

Sede Legale: via della Paglia 15 - Roma (RM)   —   C.F.: 97939900581

IBAN: IT11Q0623005031000040531966   —   Codice BIC: CRPPIT2P137

 

Tota Pulchra
Tota Pulchra News
Instagram
LinkedIn
Youtube